Gobierno espera ejecutar 30% de la cartera de proyectos mineros

Ricardo Labó Fossa ha sido el viceministro de Minas hasta la mitad del mes de mayo, y fue reemplazado por Luis Miguel Incháustegui. Por tanto este es acaso uno de los últimos diálogos mientras Labó ocupaba el cargo. Lo abordamos en Santiago de Chile, donde el exfuncionario asistió en representación del país, invitado especial de Expomin 2018. Más de 15 meses ha permanecido Labó en el puesto. Y su toque se ha notado.

Durante su gestión se ha reformulado el reglamento para exploraciones mineras, se ha fomentado la creación de un Fondo de Adelanto Social para limar las asperezas entre las comunidades, el Estado y las empresas mineras, y se ha actualizado la cartera de proyectos mineros.

El país espera obtener este año más de US$ 5000 millones en inversiones mineras, y según propia confesión de Labó a los medios, las razones son “los cambios normativos como la simplificación administrativa”, entre otros de menor relevancia. En efecto, son varios los proyectos mineros en la puerta del horno: la ampliación de Toromocho (más de US$ 1300 millones), la puesta en marcha de Mina Justa (US$ 1348 millones), Corani en Puno y tantos otros. En lo que va del año, hasta marzo último, las inversiones asciendan a US$ 839 millones, significando un incremento del 30.2% con respecto a similar periodo del año previo. ¿Seguirá el país por esa misma senda y aprovechará al mismo tiempo las mejores perspectivas de los metales?

¿Cuál es su diagnóstico del entorno actual para los metales? Bueno, creo que bastante positivo. Ciertamente hay una recuperación en general en todo los precios de los metales, lo cual contribuye con las economías de nuestro país, uno de los principales actores mineros.

¿Se trata de una reactivación que ya se manifiesta o va en camino de hacerlo?
Creo que ya se siente esta reactivación. Las decisiones de las empresas mineras para invertir se perciben. Y desde el ministerio de Energía y Minas cuantificamos un mayor interés por visitas de inversionistas, tanto los que ya están presentes en el país como otros que aún no se han asentado aquí.

¿Hay algún cambio en cuanto a la estrategia de crecimiento en inversión minera en el país con el nuevo ministro Francisco Ísmodes? No, lo que yo noto es un enfoque para reforzar el desarrollo sostenible de la industria. O sea, una minería con los mayores impactos positivos en el entorno en donde se desarrolla y minimizar los efectos que pudiera tener sobre el medio ambiente.

 

¿Qué posibilidades hay de que se ejecute todo el portafolio de US$ 58000 millones en proyectos mineros? Bueno, efectivamente, esa es una proyección. Trabajamos para que se ejecute por lo menos el 30% de esa cartera durante este Gobierno.

¿Quellaveco saldrá a flote este año? Esa es una decisión netamente de la empresa Anglo American; nosotros como Estado hemos trabajado para que el inversionista tenga el camino llano y se realice el proyecto. Entendemos que para el tercer trimestre de este año la empresa tomará una decisión.

¿Pero qué piensa usted tras conocer las señales que da la empresa? Bueno, Anglo American nunca ha dejado de invertir estrictamente, entonces nosotros tenemos muy altas expectativas de que la empresa tomará la decisión de invertir en el proyecto de cobre Quellaveco.

¿Cree que Michiquillay será el gatillador de otros proyectos importantes en Cajamarca, como Galeno? Bueno, eso esperamos. Esa es la apuesta de todos. Ahora el proyecto está en etapa de exploración avanzada. Aún hay muchos estudios que deben ser concluidos y tras ellos, se verá las sinergias que puede generar a futuro.